El multimillonario errático y CEO de Tesla, Elon Musk, se ha ofrecido a comer una comida para niños de McDonald’s en directo en la televisión si el gigante de la comida rápida añade Dogecoin (DOGE) como método de pago oficial.

“Me comeré un Happy Meal en la televisión si McDonald’s acepta Dogecoin”, dijo el CEO de SpaceX en un tweet el martes por la mañana. En los minutos siguientes al tuit de Musk, el precio de DOGE se disparó inmediatamente un 7%, pasando de USD 0.135 a USD 0.145, donde se mantiene en el momento de escribir este artículo.

En tuits anteriores de Musk, los mercados se han movido de forma mucho más sustancial, y un reciente anuncio sobre su uso para el pago de mercancías de Tesla hizo que DOGE se disparara más de un 25%. La actual caída puede tener algo que ver con ello, pero el repunte tan pequeño sugiere que el poder de Musk para mover los mercados está empezando a desvanecerse.

Unas diez horas más tarde, McDonald’s respondió afirmando: “Solo si Tesla acepta Grimacecoin” haciendo referencia a una moneda falsa que representa a una mascota borrosa de McDonaldland de los años 80 llamada “Grimace”. Los criptoportunistas no tardaron en responder, y la Grimace Coin (Grimace) ya está acuñada en la Binance Smart Chain. (Aclaración: comprar una memecoin creada en las últimas horas no se considera en general un movimiento financiero inteligente).

Como siempre, los medios de comunicación se han apresurado a cubrir el comportamiento errático en línea del multimillonario; el Wall Street Journal y The Independent amplificaron aún más los tuits de Musk sobre las criptomonedas.

El multimillonario se está subiendo al tren de los criptomemes de McDonald’s que han crecido en popularidad en Twitter recientemente. El gigante de la comida rápida se ha vinculado intrínsecamente a los mercados de criptomonedas en tiempos de crisis, ya que los influencers y los inversores publican memes sobre la necesidad de conseguir un trabajo en la cadena de comida rápida tras las importantes pérdidas en los mercados de criptomonedas.

El presidente salvadoreño Nayib Bukele -cuyo gobierno compró recientemente durante la caída de BTC, adquiriendo 410 Bitcoin adicionales a USD 36,000 cada uno- se unió a la tendencia el 23 de enero, subiendo una foto mal editada de él luciendo una gorra y una etiqueta de nombre de McDonald’s.

Aunque los memes de criptomonedas parecen inofensivos, Musk ha utilizado con frecuencia sus enormes 71.5 millones de seguidores en Twitter para causar agitación en los criptomercados. A principios de este mes, Musk anunció que Dogecoin podría utilizarse oficialmente como pago para la compra en el sitio web de Tesla, lo que provocó fuertes oscilaciones en su precio, y su anuncio sobre la suspensión del uso de bitcoin para los pagos de Tesla a mediados de 2021 hizo que los mercados se hundieran.

El errático comportamiento de Musk en Twitter ha sido objeto de intensas críticas en el pasado, y el CEO de Binance, Changpeng Zhao (CZ), declaró: “Los tuits que perjudican las finanzas de otras personas no son divertidos, y son irresponsables”.

A pesar de que Tesla es famosa por poseer más de 42,000 bitcoin a un coste medio de USD 31,700 por moneda, Musk parece más cómodo bombeando (haciendo pump de) Dogecoindeclarando recientemente a la revista Time:

“Fundamentalmente, bitcoin no es un buen sustituto de la moneda transaccional. Aunque se creó como una broma tonta, Dogecoin es más adecuado para las transacciones.”

El multimillonario fue aún más lejos, subrayando que el coste por transacción de bitcoin es alto mientras que su volumen transaccional es bajo en comparación con DOGE. Como resultado, Musk argumentó que sería mejor utilizar bitcoin como un activo de almacenamiento de valor, y que DOGE es superior para el gasto y las transacciones.

Sigue leyendo:

Ver noticia original en Cointelegraph