Parece que Estados Unidos finalmente avanzará en la creación de su propia moneda digital del banco central (CBDC), según el Bank of America.

Los criptoestrategas de Bank of America, Andrew Moss y Alkesh Shah, escribieron en una nota del 24 de enero que las CBDC “son una evolución inevitable de las monedas electrónicas actuales”, según un informe de Bloomberg. Los analistas escribieron:

“Esperamos que la adopción y el uso de stablecoins para los pagos aumente significativamente en los próximos años a medida que las instituciones financieras exploren soluciones de custodia y comercio de activos digitales y que las empresas de pagos incorporen la tecnología blockchain en sus plataformas.”

Mientras tanto, un informe del 20 de enero titulado “Dinero y pagos: El dólar estadounidense en la era de la transformación digital” del Banco de la Reserva Federal (FRB) sopesó los beneficios y desventajas de que Estados Unidos potencialmente adoptara una CBDC.

Consideró si una CBDC podría potencialmente “mejorar el sistema de pagos doméstico seguro y eficaz” para los hogares y las empresas, ya que “el sistema de pagos sigue evolucionando”, lo que posiblemente resulte en “opciones de pago más rápidas entre los países.”

Mientras tanto, Shah y Moss afirmaron que es probable que crezca el uso de monedas digitales emitidas por empresas privadas. Actualmente, la responsabilidad de las formas existentes de moneda digital, como las cuentas bancarias en línea o las aplicaciones de pago, corresponde a entidades privadas, como los bancos comerciales.

Sin embargo, una CBDC sería diferente en este sentido porque sería responsabilidad de un banco central como la Reserva Federal, escribió el FRB en un comunicado sobre el informe.

También señaló las posibles dificultades, entre ellas preservar la estabilidad financiera, proteger la privacidad de los usuarios y combatir las transacciones ilícitas. La Fed ha abierto el plazo para que el público haga comentarios sobre estas cuestiones hasta el 20 de mayo.

Una CBDC es una versión digital de la moneda fiduciaria de un país, como el dólar estadounidense. Empezaron a dar un paso al frente durante 2020, cuando Bahamas lanzó la primera CBDC del mundo, el “Dólar de Arena”.

Mientras tanto, el banco central de China está desarrollando un monedero digital de yuanes, al tiempo que intensifica sus esfuerzos para crear una moneda digital. En abril de 2021, el banco central de Suecia completó la primera fase de su proyecto piloto de moneda digital “e-krona”.

Sigue leyendo:

Ver noticia original en Cointelegraph