¿Qué son las altcoins?

La palabra “altcoin” deriva de “alternative” y “coin”. Las altcoins se refieren a todas las monedas alternativas a bitcoin. Las altcoins son criptomonedas que comparten características con bitcoin (BTC). Por ejemplo, bitcoin y las altcoins tienen un marco básico similar. Las altcoins también funcionan como sistemas peer-to-peer (P2P) y comparten código, de forma muy similar a bitcoin.

Por supuesto, también hay marcadas diferencias entre bitcoin y las altcoins. Una de ellas es el mecanismo de consenso que utilizan estas altcoins para validar las transacciones o producir bloques. Mientras que bitcoin utiliza el mecanismo de consenso proof-of-work (PoW), las altcoins suelen utilizar proof-of-stake (PoS). Existen diferentes categorías de altcoins, que pueden definirse mejor por sus mecanismos de consenso y funcionalidades únicas.

Estos son los tipos más comunes de altcoins:

Basadas en la minería

Las altcoins basadas en la minería utilizan el método proof-of-work, más conocido como PoW, que permite a los sistemas generar nuevas monedas mediante la minería. La minería implica la resolución de problemas complejos para crear bloques. Monero (XMR), Litecoin (LTC) y ZCash (ZEC) son ejemplos de altcoins basadas en la minería.

Stablecoins

Las stablecoins pretenden reducir la volatilidad que ha marcado al trading y uso de las criptomonedas desde el principio. El valor de las stablecoins está, por tanto, vinculado al valor de una cesta de bienes, como metales preciosos, monedas fiduciarias u otras criptomonedas. La cesta sirve de reserva en caso de que la criptomoneda tenga problemas. Dai (DAI), USD Coin (USDC) y Tether (USDT) son ejemplos de stablecoins.

Security tokens o tokens de valor

Haciendo honor a su nombre en inglés, un token de valor o un security token es similar a los valores tradicionales que se negocian en los mercados de valores. Se asemejan a las acciones tradicionales y representan el patrimonio, ya sea en forma de propiedad o de dividendos. Los tokens de valor atraen a los inversores por la alta probabilidad de que su precio se revalorice rápidamente.

Memecoins

Las memecoins se llaman así porque representan una versión tonta de las criptos conocidas. Suelen ser promocionadas por celebridades e influencers en el espacio de las criptomonedas. Las populares memecoins Dogecoin (DOGE) y Shiba Inu (SHIB), por ejemplo, a menudo tienen sus precios impulsados por Elon Musk, el CEO de Tesla y conocido entusiasta de las criptomonedas.

Utility tokens o tokens de utilidad

Los utility tokens se utilizan para proporcionar servicios como recompensas, tarifas de red y compras dentro de una red determinada. Los utility tokens no ofrecen capital, a diferencia de los security tokens. Filecoin (FIL), por ejemplo, es un utility token utilizado para comprar almacenamiento en una red de almacenamiento descentralizada.

¿Cómo se evalúan las altcoins?

El análisis fundamental de las altcoins implica examinar y evaluar toda la información disponible sobre una altcoin. Implica observar los casos de uso de la criptomoneda y su red, así como el equipo que está detrás del proyecto, para comprender y evaluar completamente las mejores altcoins para comprar.

Al analizar las altcoins, o cualquier criptomoneda, el objetivo es entender si el activo en cuestión está sobrevalorado o infravalorado. Los activos sobrevalorados deben evitarse, mientras que los subvalorados son más ideales. Esto se debe a que los activos sobrevalorados probablemente tendrán un rendimiento inferior y volverán a su valor real. Los activos infravalorados, en cambio, tienen más potencial de crecimiento y son siempre rentables.

Un análisis exhaustivo te ayudará a tomar la mejor decisión respecto a tus decisiones de inversión.

A continuación te ofrecemos algunas pautas útiles sobre cómo analizar las criptomonedas antes de invertir:

Paso 1: Analizar el whitepaper y encontrar la propuesta de valor

Analizar el whitepaper de un token te proporcionará mucha información relevante, como sus casos de uso, objetivos y la visión del equipo para el proyecto. El white paper debe darle una buena imagen de cómo la altcoin proporcionará valor a sus usuarios.

La propuesta de valor de bitcoin, por ejemplo, es la siguiente: “una moneda digital descentralizada, sin banco central ni administrador único, que puede enviarse de usuario a usuario en una red entre pares sin necesidad de intermediarios“.

La propuesta de valor de una altcoin puede guiarte mientras sigues analizando más información sobre ella.

Paso 2: Busca una demanda creciente y una oferta estable (o decreciente)

Observar la oferta y la demanda es una de las mejores formas de evaluar tu próxima inversión en criptomonedas. Ahora que has obtenido una imagen clara de cómo la altcoin añade valor a sus usuarios, es el momento de mirar cómo navega la oferta y la demanda.

En pocas palabras, la altcoin debe tener incentivos que faciliten el aumento de la demanda de tal manera que la oferta disminuya continuamente o se mantenga estable. Cuando la demanda supera a la oferta, los precios suben, alimentando así aún más la demanda.

Para ello, puedes acceder a recursos como los Índices de precios y Noticias del mercado de Cointelegraph, así como Heatmap de Coin 360 y CoinMarketCap.

Paso 3: Evaluar el equipo y las partes interesadas del proyecto

Ahora que conoces bien lo que puede ofrecer el proyecto, también es importante evaluar a fondo el equipo que lo respalda. Puedes encontrar información sobre el equipo en el whitepaper del proyecto, pero intenta también hacer una investigación independiente sobre ellos. Puedes consultar la página oficial del equipo del proyecto, así como sus perfiles de LinkedIn, que deberían ser públicos y accesibles para todos.

Haz las siguientes preguntas cuando investigues el historial de cada miembro:

  • ¿Han trabajado en otros proyectos con buena reputación y con éxito en el pasado?
  • ¿Cuáles son sus credenciales?
  • ¿Son miembros con buena reputación de la comunidad de criptomonedas y del ecosistema blockchain?

El objetivo es saber si el equipo que está detrás del proyecto tiene experiencia y está compuesto por expertos que saben lo que hacen. Puedes consultar las plataformas de análisis on-chain y los exploradores de blockchain para complementar tu investigación al respecto. También puedes revisar sus perfiles en las redes sociales o comprobar en Twitter las conversaciones en las que participan.

Ethereum, por ejemplo, tiene una comunidad de inversores muy fuerte porque cada persona que trabaja en Ethereum crea valor para los holders de Ethereum. A pesar de problemas como las elevadas comisiones y la lentitud de las transacciones, los desarrolladores, los creadores de comunidades y otros talentos importantes siguen queriendo embarcarse en proyectos relacionados con Ethereum.

Plataformas como AAVE y OpenSea, por ejemplo, están construidas sobre Ethereum. La lógica que subyace al hecho de asegurar un equipo central fuerte que respalde el proyecto es que crea un efecto dominó. Un proyecto con un equipo fuerte y con talento atrae a más pensadores creíbles, lo que permite que se construyan más proyectos y mejoras sobre la plataforma, como en el caso de Ethereum. Estas personas se esfuerzan por mejorar continuamente las plataformas disponibles y las iniciativas relacionadas con el proyecto, creando así aún más valor para los titulares de la moneda.

¿Qué plataformas de altcoin tienen más potencial?

Cuando se trata de invertir en altcoins, hay una gran variedad de opciones entre las que se puede elegir. Sin embargo, siempre es prudente saber cuáles son las que tienen más potencial para asegurarse de que estará haciendo una inversión inteligente.

  • Ethereum: Hay una razón por la que Ethereum es apodado por muchos como el “Rey de las Altcoins”. Creado en 2013 por Vitalik Buterin y sus cofundadores, Ethereum es una plataforma de contratos inteligentes utilizada para crear aplicaciones descentralizadas (DApps). Los fundadores diseñaron Solidity, el lenguaje de programación propio de Ethereum para los contratos inteligentes. La mayor parte del espacio financiero descentralizado actual se basa en la blockchain de Ethereum, mientras que el token nativo Ether (ETH) sigue evolucionando en su utilidad día a día.
  • Chainlink: Chainlink lleva los contratos inteligentes a otro nivel al incorporar datos del mundo real. Gracias a Chainlink, los contratos inteligentes de Ethereum pueden ahora hacer llamadas a otras interfaces de programación de aplicaciones, así como actuar sobre acontecimientos globales y precios de otros activos. El valor de Chainlink sigue disparándose mientras incorpora a valiosos interesados, entre ellos el ex CEO de Google, Eric Schmidt, como uno de sus asesores.
  • Stellar Lumens: Stellar pretende unir los sistemas bancarios globales a través de su plataforma descentralizada. Para ello, utiliza métodos de pago desconectados como Alchemy Pay y Single Euro Payments Area. La red Stellar conecta entonces dichos sistemas a través de un registro distribuido descentralizado. En competencia con Stellar está Ripple, cuyo enfrentamiento con la SEC le ha hecho vulnerable. Esto sitúa a Stellar en una posición privilegiada para tomar las riendas y convertirse en la principal red de pagos mundial.
  • Aave: Aave ya es uno de los principales protocolos de préstamo de la actualidad y sigue ofreciendo seguridad y anonimato a los prestatarios. Debido a su popularidad, se exige a los prestatarios que ofrezcan una garantía mayor que la cantidad que piden prestada. La garantía se mantiene de forma segura en custodia durante toda la duración del préstamo. En caso de impago, el prestamista recibe el pago automáticamente a través del contrato inteligente.

Sigue leyendo:   

Ver noticia original en Cointelegraph