Aunque los planes de la CBDC de Japón están todavía en fase de investigación, Shinichi Uchida, ejecutivo del Banco de Japón (BOJ) ha dicho que la simplicidad impulsará la tesis de diseño del banco central para el yen digital.

Según Reuters, Uchida lo hizo saber durante un discurso pronunciado el viernes en el que pedía que se establecieran modalidades para garantizar la coexistencia de su CBDC con los canales de pago privados existentes.

Para Uchida, la integración vertical del yen digital dentro de la matriz de pagos del sector privado requerirá un diseño sencillo de las CBDC.

Parte de este diseño sencillo podría implicar la creación de un marco para que los ciudadanos utilicen tanto la CBDC como los servicios de pago electrónico desde un monedero que permita cambiar sin problemas entre ambos canales.

Según Uchida, la integración vertical incentivará al sector privado a adoptar la CBDC de Japón, lo que dará lugar a servicios más valiosos.

Como informó anteriormente Cointelegraph, el Banco de Japón ha iniciado estudios preliminares de prueba de concepto sobre la posibilidad de emitir una CBDC. Según se informa, la segunda fase de los estudios sobre el yen digital comenzará en el segundo trimestre de 2022.

Japón es una de las muchas naciones del teatro financiero de Asia-Pacífico que está examinando las ventajas de emitir una moneda digital del banco central, especialmente tras el proyecto de pago electrónico en moneda digital de China.

En marzo, el Banco de Japón anunció la creación de un Comité de Enlace y Coordinación, formado por participantes de los sectores público y privado, encargado de colaborar en el proyecto piloto de moneda digital de yen.

Los estudios de Japón sobre la CBDC pueden incluir también el examen de las modalidades de compatibilidad transfronteriza con otras monedas digitales soberanas, posiblemente como contrapartida al yuan digital de China en la escena internacional.

La cooperación en materia de CBDC a nivel internacional también se está convirtiendo en un punto de atención importante para varios países que desarrollan sus monedas digitales nacionales.

Entretanto, organismos financieros mundiales como el Banco de Pagos Internacionales siguen impulsando las CBDC para contrarrestar la proliferación de las criptomonedas.

Sigue leyendo:

Ver noticia original en Cointelegraph