Los inversionistas de Evolved Apes, un proyecto de tokens no fungibles (NFT) lanzado recientemente, están lidiando con la desaparición del desarrollador anónimo del proyecto.

Con el apodo de “Evil Ape” (Simio Malvado) el desarrollador aparentemente le hizo honor al su nombre al desaparecerse con 798 Ether (ETH) por un valor de más de  2.7 millones de dólares de las arcas del proyecto.

Los fondos supuestamente robados cubrían tanto el dinero obtenido del proceso de acuñación inicial como el ETH negociado en la venta secundaria de los NFT en el mercado OpenSea.

De hecho, “Evolved Apes” había sido una de las mentas de NFT más promocionadas recientemente, con una colección de 10.000 unidades que, según se informa, se agotó en 10 minutos y el precio del mercado aumentó constantemente tras la rápida venta.

Sin embargo, el sitio del proyecto en OpenSea muestra un precio mínimo de 0.005 ETH, significativamente inferior al costo de acuñación original. El descenso del precio mínimo está sin duda relacionado con la actual polémica estafa tipo “rug pull” que sacude al proyecto.

Además de supuestamente desviar todo el dinero del proyecto, Evil Ape también eliminó la cuenta de Twitter y el sitio web de “Evolved Apes”.

Antes de fugarse con los 2.7 millones de dólares, Evil Ape y los creadores del proyecto habían prometido lanzar un juego de lucha de blockchain, una promesa común entre varios desarrolladores de NFT de estilo avatar.

Algunos miembros de la comunidad se han unido para continuar el desarrollo del proyecto bajo el auspicio de “Fight Back Apes”.

Las entidades que están detrás de la nueva facción dicen que desean crear un modelo operativo más centrado en la comunidad para el proyecto, incluida una billetera multifirma, para evitar que se repita otra debacle de Evil Ape.

Con Evil Ape aún recibiendo las regalías del 4% sobre las ventas secundarias, el plan actual consiste en crear un nuevo proyecto que lanzará nuevos NFT a los titulares actuales.

Podría decirse que los NFT han dominado el discurso en el espacio criptomonedas en 2021, con plataformas masivas como OpenSea que registran altos volúmenes de trading.

Dada la popularidad de los NFT, no es de extrañar que presuntos delincuentes como Evil Ape intentar estafar a víctimas desprevenidas.

Sigue leyendo:

Ver noticia original en Cointelegraph